Respuestas y comentarios a la carta de Lluís M. Anglada «Reflexiones sobre posibles razones de una minorización profesional excesiva y propuestas para su reversión»

Anglada, Lluís M. (2021). “Carta: Reflexiones sobre posibles razones de una minorización profesional excesiva y propuestas para su reversión”. Profesional de la información, v. 30, n. 6, e300604.
https://doi.org/10.3145/epi.2021.nov.04

1. Document
Col·legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya
Addenda a “Carta: Reflexiones sobre posibles razones de una minorización profesional excesiva y propuestas para su reversión”
4 de noviembre de 2021

F. Xavier González Cuadra presidente del Col·legi de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya (Cobdc):
https://www.cobdc.net/document/noticies/addenda-carta-reflexiones-sobre-posibles-razones-de-una-minorizacion-profesional-excesiva-y-propuestas-para-su-reversion

2. Biblioteconomía de guerrilla
La de bibliotecario es una profesión minorizada, y nuestro silencio es cómplice en ello
5 de noviembre de 2021

Evelio Martínez-Cañadas
https://biblioteconomiadeguerrilla.wordpress.com/2021/11/05/la-de-bibliotecario-es-una-profesion-minorizada-y-nuestro-silencio-es-complice-en-ello

3. Buceando entre documentación jurídica
La necesidad de dar un impulso al profesional de la información
7 de noviembre de 2021

Fernando Gascó
https://buceandoentredocumentacionjuridica.com/2021/11/07/la-necesidad-de-dar-un-impulso-al-profesional-de-la-informacion

4. Acerca de las Reflexiones sobre posibles razones de una minorización profesional
Nota enviada por la lista IweTel
15 de noviembre de 2021

Xavier Agenjo-BullónFundación Ignacio Larramendi
https://listserv.rediris.es/cgi-bin/wa?A2=IWETEL;fab098d.2111c&S=

5. Re: Acerca de las Reflexiones sobre posibles razones de una minorización profesional…
Nota enviada por la lista IweTel
22 de noviembre de 2021

Luis Rodríguez-Yunta, Unidad de Apoyo a la Edición de Revistas
Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS)-CSIC
https://listserv.rediris.es/cgi-bin/wa?A2=IWETEL;b28077b4.2111c

Como todos los debates sobre la profesión será difícil que no se queden en una estéril mezcla de golpes de pecho y dispersión de propuestas contradictorias. Pero bueno, el intercambio de opiniones es bueno en cualquier caso y esperemos que en algún momento se derrumben los corsés que encierran la realidad actual. A mí personalmente el artículo de Lluís Anglada me ha parecido un análisis interesante que se queda en casi nada a la hora de plantear soluciones. Más frío me ha dejado el mensaje oficial de Fesabid hablando de fortalezas, que solo serían tales si hubiera objetivos comunes que realmente no se perciben en la sociedad.

En el análisis previo yo echo en falta un aspecto a mi entender central: la desaparición de la intermediación. Es algo que afecta a muchos sectores como al librero de barrio, no solo a bibliotecas, etc., pues el consumidor hoy prefiere comprar directamente vía web en un medio controlado por grandes empresas que son cada vez más editoras y distribuidoras a la vez. Pienso que nuestra profesión vivió una época de transformación y apertura muy motivadoras con el inicio de Internet, donde nos veíamos como necesarios protagonistas. Pero la realidad ha acabado dejándonos no en el furgón de cola sino sencillamente en una realidad subterránea y oculta para la sociedad, que se percibe como superflua. El consumo y uso de información se ha mecanizado. Los robots, motores de búsqueda y sistemas de big data son ahora las herramientas esenciales para buscar y consumir información. Los intermediarios humanos no somos esenciales ni capaces de vender el valor añadido que podemos aportar. Las bibliotecas, archivos y museos permanecerán aunque debilitados, porque son estructuras administrativas, pero los documentalistas están desapareciendo.

Otro tema que me gustaría tocar: la universidad. A estas alturas no merece la pena debatir sobre si los estudios se plantearon bien, si han contribuido o no a profesionalizar el sector. Seguro que hubo cosas buenas y otras penosas, pero en definitiva sufren el mismo mal de la falta de visibilidad social. Creo que el problema de la falta de interés de los estudios deberán abordarlo los responsables universitarios por su cuenta y a los profesionales realmente no nos afecta generalmente lo que hagan en la universidad. Con ello me refiero a que estudios y desempeño profesional son cuestiones con bastante independencia, los estudios deben buscar una amplitud de posibles profesiones y no centrarse en uno concreto. En la universidad parece que los estudios de documentación se acabarán fusionando con los de comunicación por una simple necesidad de supervivencia de su profesorado. Personalmente en los 90 como profesional a mí hubiera gustado que se hubieran juntado los estudios de documentación con tecnologías de la información, enseñando a programar y personalizar programas, pero ese tren parece que no salió nunca de la estación y el propio alumnado que llegaba a los estudios no estaba en general interesado en ello.

Luis Rodríguez-Yunta, Unidad de Apoyo a la Edición de Revistas
Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS)-CSIC
C/ Albasanz, 26-28
28037 Madrid

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *